11.8.11

Sin explicaciones.

Ni siquiera me paré a preguntarte el por qué... Sólo dejé que te fueras, sin pedirte explicación, porque seguramente no la tenías. Pero sobre todo, estaba convencida de que cuando me dieras una causa justa de lo que había pasado, iba a ser el día que volvieras por un perdón.

4 comentarios:

  1. MUY cierto lo que escribiste, concuerdo con vos.
    Luego vuelven, sin importarles lo que pasamos nosotras :s
    Hermoso el blog♥ Te sigo.
    Besitos linda

    ResponderEliminar